viernes, 29 de julio de 2016

Metas de inflación y crecimiento

Les adjunto el resumen de un trabajo que escribimos desde el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala sobre las metas de inflación, el nuevo régimen de política monetaria que implementará el BCRA desde septiembre.

Resumen ejecutivo
La reducción de la inflación es el objetivo casi excluyente de las nuevas autoridades del BCRA. Esto implica abandonar el énfasis de los últimos años en materia de promoción del empleo y desarrollo económico.
La política monetaria elegida para lograrlo es el Sistema de Metas de Inflación (SMI), que se espera implementar desde septiembre. El SMI viene siendo aplicado por varios países de la región durante las últimas décadas, y ha convivido con procesos de desinflación, aunque es relativamente novedoso y tiene implicancias macroeconómicas todavía inciertas.
Para el SMI, el “exceso de demanda” es la principal causa de la inflación y el BCRA mediante la gestión de las tasas de interés, puede regular el ciclo económico, y mantener la inflación en torno a las metas. Sin embargo, este esquema enmudece el conflicto distributivo como explicación de la inflación, desconoce el rol del mercado interno y el consumo como impulsores de la inversión y no presta debida atención a la relación entre tipo de cambio, distribución del ingreso y estructura productiva.
La construcción de reputación es un pilar fundamental para el SMI. Es por ello que bajo este esquema, cuando el BCRA anuncia una meta de inflación, se compromete a cumplirla a como dé lugar. Sin embargo, la retórica del gobierno respecto de su compromiso con la baja de la inflación ya tuvo su primer traspié. El ministro Prat Gay debió reconocer que la meta de 25% anunciada no se cumplirá, y que la inflación ya se encuentra por encima del 40%.

La persistencia del proceso inflacionario en un contexto recesivo, las dificultades con que se han encontrado las autoridades para alcanzar las metas autoimpuestas y las implicancias de mediano plazo para el diseño institucional de la política económica, advierten sobre la necesidad de una debate más amplio -con un rol central para el Congreso de la Nación- sobre la pertinencia del SMI en Argentina.

miércoles, 20 de julio de 2016

Perfección


Vamos a celebrar la estupidez humana,
la estupidez de todas las naciones 
a mi país y a su corte de asesinos, 
cobardes, estupradores y ladrones. 

Vamos a celebrar la estupidez del pueblo, 
la policía y la televisión. 
Vamos a celebrar nuestro gobierno 
y nuestro estado que no es nación, 

celebrar las juventudes sin escuela, las crianzas muertas. 
Celebremos nuestra desunión. 
Vamos a celebrar Eros y Tanatos 
Persephone y Hades . 

Vamos a celebrar nuestra tristeza, 
conmemorando nuestras vanidades. 
Vamos conmemoremos como idiotas 
cada febrero y feriado, 

todos los muertos en las calles. 
Los muertos por falta de hospitales. 
Vamos a celebrar nuestra justicia, 
la ganancia y la difamación. 

Vamos a celebrar los preconceptos y el voto de los analfabetos.
Conmemorar el agua sucia y todos los impuestos, 
quemadas, mentiras y secuestros. 
Nuestro castillo de cartas marcadas 

el trabajo esclavo, el pequeño universo, 
toda hipocresía y toda afectación, todo robo y toda indiferencia.
Vamos a celebrar las epidemias y la hinchada festejando al campeón. 
Vamos a celebrar el hambre 

y no tener a quien oír y nadie a quien amar, 
seguir alimentando las maldades. 
Vamos a aplastar a un corazón. 
Vamos a celebrar nuestra bandera. 

Nuestro pasado del absurdo glorioso. 
Todo lo gratuito y feo, todo lo que es normal. 
Vamos a cantar juntos el himno nacional. 
La lagrima verdadera, 

vamos a celebrar nuestra nostalgia, 
conmemorando nuestra soledad. 
Vamos a festejar la envidia, 
la intolerancia y la incomprensión. 

Vamos festejemos la violencia y olvidemos a nuestra gente 
que trabajo honestamente la vida entera 
y ya no tiene mas derecho a nada. 
Vamos celebremos la aberración de toda nuestra falta de conciencia, 

nuestro desprecio por la educación. 
Vamos celebremos el horror de todo esto con fiesta velorio y cajón. 
Esta todo muerto y enterrado ahora, 
ya que también podemos celebrar... 

la estupidez de quien canto esta canción... 
Ven mi corazón esta con prisa. 
Si la esperanza esta dispersa, 
es la verdad que me libera, 

basta de maldad y de ilusión. 
Ven, amar es una puerta abierta. 
Va llegando la primavera. 
Nuestro futuro recomienza. 
Ven que lo que viene es perfección