jueves, 17 de septiembre de 2015

Golpe Blando

Las 5 etapas para crear un "Golpe Blando", según Gene Sharp (via el blog del Lic. baleno):

1º Etapa: ABLANDAMIENTO. -Desarrollo de matrices de opinión centradas en déficit reales o potenciales. -Cabalgamiento de los conflictos y promoción del descontento. -Promoción de factores de malestar, entre los que destacan: desabastecimiento, criminalidad, inseguridad, manipulación del dólar, paro patronal y de sindicatos adictos -Denuncias de corrupción, promoción de intrigas sectarias y fractura de la unidad.

2º Etapa: DESLEGITIMACIÓN. -Manipulación de los prejuicios anti-populistas. -Impulso de campañas publicitarias en defensa de la libertad de prensa, derechos humanos y libertades públicas. -Acusaciones de totalitarismo y pensamiento único.

3º Etapa: CALENTAMIENTO DE CALLE. -Fomento de la movilización de calle. -Elaboración de una plataforma de lucha que globalice las demandas políticas y sociales. -Generalización de todo tipo de protestas, exponiendo fallas y errores gubernamentales. -Organización de manifestaciones y tomas de instituciones públicas que radicalicen la confrontación.

4º Etapa: COMBINACION DE DIVERSAS FORMAS DE LUCHA -Organización de marchas y tomas de instituciones emblemáticas, con el objeto de coparlas y convertirlas en plataforma publicitaria. -Desarrollo de operaciones de guerra psicológica y acciones armadas para justificar medidas represivas y crear un clima de ingobernabilidad. -Impulso de campaña de rumores entre fuerzas militares y tratar de desmoralizar los organismos de seguridad.


5º Etapa: FRACTURA INSTITUCIONAL. -Sobre la base de las acciones callejeras, tomas de instituciones y pronunciamiento militares, se obliga la renuncia del presidente. -En casos de fracasos, se mantiene la presión de calle y se migra hacia la resistencia armada. -Preparación del terreno para una intervención militar o el desarrollo de una guerra civil prolongada. -Promoción del aislamiento internacional y el cerco económico.

Recordemos que esto fue escrito durante los '80. Para llevarlo a nuestra realidad, solo basta reemplazar al "aparato militar" por el "aparato judicial".