viernes, 28 de junio de 2013

La teoría (olvidada) del consumo de Duesenberry aplicada a la crisis actual

El comienzo de la maestría este año, sumado a otros compromisos que ya tenía, está haciendo imposible que pueda dedicarle el tiempo que quisiera al blog. Hay muchísimas cosas de la coyuntura económica argentina sobre las cuales me gustaría escribir, pero no encuentro el tiempo para hacerlo. Y como quiero que este blog siga teniendo vida, decidí que lo mejor va a ser que por un tiempo aproveche para subir cosas que estoy haciendo para la maestría. Probablemente a muchos no les interese la mayoría de las cosas que suba a partir de ahora (el que avisa no traiciona), porque van a ser más teóricas y con escasa utilidad para la realidad argentina. Pero creo que es mejor eso que nada. 
Así que arranco con este breve trabajo sobre la teoría del consumo de Duesenberry, un pensador sumamente prolífico que murió hace poco, y que no es muy conocido porque su teoría, aunque hegemónica por algunos años, fue desterrada del mainstream (y en muchos casos de la heterodoxia también).
Por si alguno lo prefiere, pueden leerla en pdf acá.


La teoria (olvidada) del consumo de Duesenberry
Hasta la década del ’50, la teoría del consumo era dominada por la teoría de la ley psicológica fundamental aportada por Keynes (1936) que establecía que tanto la propensión marginal a consumir (PMgC) como la proporción media a consumir eran decrecientes en función del ingreso. Sin embargo, un estudio empírico realizado por Kuztnets (1946) demostró que si bien esto se cumplía para el corto plazo y para los cortes trasversales, en el largo plazo el consumo presentaba una propensión media a consumir constante que contradecía lo propuesto por Keynes.
En 1949, Duesenberry publica el libro “Income, Saving and the Theory of Consumption Behaviour”. Allí el autor realiza una crítica de las teoría del consumo vigentes hasta ese momento, por ser inconsistentes y simplistas ya que no consideraban: 1) la formación de hábitos a la hora de consumir; 2) la influencia del patrón de consumo de las personas cercanas a cada uno (lo que el autor denominó “efecto demostración”). Esto último se ve reforzado por el deseo de las personas de distinguirse del resto, que los lleva a adquirir bienes de lujo  para proteger o incrementar su status social (“efecto Veblen”)[1]. Esto llevó a la conclusión de que es el ingreso relativo, y no el absoluto, lo que determina el consumo y el ahorro individual. Así, la crítica sociológica realizada por Duesenberry no solo apuntaba a la teoría keynesiana sino además a la teoría utilitarista ya que la aspiración de un prestigio social mayor genera la adquisición de bienes que no pueden ser considerados útiles en los términos convencionales (Mason, 2000).
Se puede observar que la inclusión de estos dos elementos (los hábitos y los efectos demostración) permitiría explicar los hechos estilizados presentados por Kuztnets: si se divide la población en dos clases (pobres y ricos), al realizar un corte trasversal se observará que los pobres consumirán una mayor fracción de sus ingresos que los ricos, explicado por el efecto demostración de querer emular el consumo de estos últimos. Esto significa además que los ricos tendrán una propensión a ahorrar mayor que los pobres, y que la propensión media a ahorrar se ubicará en algún lugar entre medio de ambas. Si bien uno esperaría ver que al extender este análisis al largo plazo la propensión media a ahorrar aumente (porque se incrementa el ingreso de toda la población), esto no sucede debido a que lo que importa es el ingreso relativo y no el absoluto. Aun cuando el ingreso de toda la población aumente, siempre existirá una parte de la población relativamente más pobre que la otra, lo que implica una propensión a ahorrar también menor que la otra, que en el agregado se mantiene constante. Por otro lado, los hábitos en el consumo permitirían explicar el comportamiento más suave que presenta el consumo en relación a las variaciones de los ingresos en el corto plazo, principalmente ante caídas bruscas observadas en las recesiones.
Si bien la Hipótesis del Ingreso Relativo (HIR) de Duesenberry se mostraba sólida, por diversos motivos[2] ésta fue desestimaba y sepultada a los pocos años por la Hipótesis del Ingreso Permanente (HIP). Esta teoría tuvo su origen en los trabajos de Modigliani y Brumberg (1954) y Friedman (1957)[3]. A diferencia de la HIR, la HIP resolvió la paradoja de Kuztnets fundamentando que el consumo no depende del ingreso corriente (transitorio) sino del ingreso permanente. De este modo, la PMgC es constante y es igual además a la propensión media a consumir.
Además, es importante destacar que esta teoría establece que la propensión marginal a ahorrar es la misma para todos los individuos y que entonces las diferencias que se observan en los cortes trasversales se deben a “errores” estadísticos. Es decir, lo que se observa en estos casos es el ingreso corriente de los individuos en lugar del permanente, y por lo tanto aquellos que se encuentran por encima de la media tuvieron ingresos extraordinarios durante ese año que en su mayoría fueron ahorrados; mientras que lo opuesto sucede para aquellos que se encuentran por debajo de la media.
Sin embargo, lo que se observa en la realidad es que los más ricos son los que más ahorran[4]. Esto tiene varias implicancias para la teoría económica. En primer lugar, muestra que la HIP no refleja lo que sucede en la realidad y que por lo tanto debería ser descartada. En su lugar, se debería retomar la senda iniciada por Duesenberry y Keynes que explica el consumo a través de factores psicológicos y sociológicos[5]. Esto resulta clave ya que permite incorporar los efectos que tiene en los patrones de consumo la distribución del ingreso, una variable fundamental en la economía que había sido dejada de lado por la teoría neoclásica.
No obstante, la crisis mundial de 2008 cuyo epicentro fue Estados Unidos puso de manifiesto la importancia que puede llegar a tener la distribución del ingreso en la economía. Por más de 30 años ésta se deterioró en Estados Unidos sin que el mainstream reparara en ello. Esto se debe probablemente a que, por un lado como se dijo con anterioridad la HIP no contemplaba esta variable, y por otro a que a pesar del deterioro en la distribución del ingreso el consumo se mantuvo en niveles elevados permitiendo que Estados Unidos creciera de modo considerable. Por el contrario, la HIR presenta una explicación plausible para este fenómeno que en una primera instancia resulta paradójico: el deterioro en la distribución del ingreso tiene al mismo tiempo un impacto absoluto (negativo) y otro relativo (positivo) en la PMgC de la clase trabajadora[6]. Sin embargo, la desregulación y la innovación financiera permitieron mitigar el efecto negativo y al mismo tiempo potenciar el efecto relativo[7], logrando el crecimiento de la economía acompañado de un deterioro en la distribución. Todavía más, Bertrand y Morse (2013) muestran que a nivel empírico esta hipótesis es la que más se ajusta a los hechos.

Referencias
·      Bertrand, M. y Morse, A. (2013), Trickle-down Consumption, National Bureau of Economic Research.
·      Carrol, C. (2000), Why Do the Rich Save So Much?, en The Economic Consequences of Taxing the Rich, libro editado por J. Slemrod, Harvard University Press.
·      Cynamon, B. y Fazzari, S. (2012), The End of the Consumer Age, en After the Great Recession, libro editado por B. Cynamon, S. Fazzari y M. Setterfield, Cambridge University Press.
·      Cynamon, B. y Fazzari, S. (2013), Inequality and Household Finance During the Consumer Age, Levy Economics Institute.
·      Duesenberry, J. (1949), Income, Saving and the Theory of Consumption Behavior, Harvard University Press.
·      Dynan, Skinner y Zeldes (2004), Do the Rich Save More?, Journal of Political Economy.
·      Frank, Levine y Dijk (2010), Cascade Expenditures, disponible en http://ssrn.com/abstract=1690612.
·      Friedman, M. (1957), A Theory of the Consumption Function, Princeton University Press.
·      Hamilton, D. (1987), Institutional Economics and Consumption, Journal of Economic Issues.
·      Kalecki, M. (1944), Professor Pigou on the “Classical Stationary State” A Comment, The Economic Journal.
·      Keynes, J.M. (1936), Teoría General de la Ocupación, el Interés y el Dinero, Fondo de Cultura Económica, 1936.
·      Kuznets, S. (1946), National Product Since 1869, National Bureau of Economic Research.
·      Mason, R. (2000), The Social Significance of Consumption: James Duesenberry’s Contribution to Consumption Theory, Journal of Economic Issues.
·      Modigliani, F. y Brumberg, R. (1954), Utility Analysis and the Consumption Function: An Interpretation of Cross-Section Data, en The Collected Papers of Franco Modigliani (2005), libro editado por F. Franco, MIT Press.
·      Palley, T. (2010), The Relative Permanent Income Theory of Consumption, Review of Political Economy.
·      Parker, J. (1999), Spendthrift in America? On Two Decades of Decline in the U.S. Savings Rate, National Bureau of Economic Research, MIT Press.
·      Patinkin, D. (1948), Price Flexibility and Full Employment, The American Economic Review.
·      Romer, D. (2012), Advanced Macroeconomics, McGraw Hill.



[1] Por lo tanto se puede considerar a la teoría de Duesenberry como parte de la corriente que estudia la economía con un enfoque institucionalista. En Hamilton (1987) se puede encontrar una reseña que estudia particularmente el análisis del consumo aplicado por esta corriente.
[2] Una serie de ellos se puede encontrar en Palley (2010).
[3] Es dable destacar además que Friedman desarrolló esta teoría como una forma más de atacar a la teoría keynesiana ya que si el consumo dependen del ingreso permanente entonces la tendencia al pleno empleo a través del efecto Pigou es probable. Sin embargo, esto demuestra que Friedman ignoró tanto la crítica teórica realizada por Kalecki (1948) como la empírica realizada por Patinkin (1948).
[4] Una vasta cantidad de trabajos empíricos lo demuestra. Por ejemplo, Parker (1999), Carroll (2000), Dynan et al (2004), Cynamon y Fazzari (2013).
[5] Más aun, por detrás de ambas teorías se encuentran dos formas diametralmente opuestas de concebir al ahorro: para la HIP, éste representa consumo futuro, mientras que para la HIR es solamente un residuo que queda determinado a partir de la decisiones de consumo.
[6] La explicación sería la siguiente: como los trabajadores tienen una PMgC más alta entonces la reducción absoluta de los ingresos provoca un efecto negativo en el consumo agregado. Sin embargo, como al mismo tiempo también se reduce su ingreso relativo, esto tiene un impacto positivo en su PMgC y en el consumo agregado ya que adquiere mayor relevancia el efecto demostración (Palley, 2010).
[7] La innovación y la desregulación financiera permitieron potenciar el efecto relativo por tres motivos distintos: 1) a través de una caída en el ingreso relativo de los trabajadores, que genera un incremento en su PMgC; 2) a través de gastos “en cascada” que se trasmiten desde los sectores más altos hacia los más bajos, al respecto ver Frank, Levine y Dijk (2010); 3) a través de un incremento en el nivel del endeudamiento de los trabajadores, que se explica por un efecto emulación ya que observan que sus pares también se están endeudando, al respecto ver Cynamon y Fazzari (2012).

sábado, 22 de junio de 2013

Entradas de la semana

Como siempre, las entradas que figuran acá son una selección de todas las que aparecen en Estructura Desequilibrada 2.0, la página de facebook del blog donde regularmente se suben noticias, posts, trabajos, etc. relacionados con la economía política local y del resto del mundo. Con un "Me gusta" alcanza para comenzar a recibir toda la info.



Curioso: Brasil sufre la “argentinodependencia” (vía el Blog de Abel) http://www.ambito.com/diario/noticia.asp?id=691809

Macri y su pésima gestión en educación: único distrito argentino en donde aumentó la tasa de analfabetismo http://rambletamble.blogspot.com/2013/06/geztion-maursio-en-la-siudad-de-vuenos.html

Demasiada evidencia que muestra que los ratings de las calificadoras no eran objetivos ni independientes http://www.voxeu.org/article/corrupted-credit-ratings-standard-poor-s-lawsuit-and-evidence

Mankiw sacó un nuevo trabajo "Defending the one percent". No solo es asquerosamente vomitivo lo que defiende, además es un claro ejemplo de por qué la teoría neoclásica no funciona http://scholar.harvard.edu/files/mankiw/files/defending_the_one_percent.pdf

martes, 18 de junio de 2013

La Patada

Despierto en el mismo y antiguo escenario
las cosas no cambian y pasan los años.
La caja vomita, el diario entretiene
le venden mentiras a los que no tienen.
Quisiera encontrarle una vuelta al problema
si tarde o temprano el embudo te lleva
¿Dónde estará el culo de esta forrada?
Para saber donde apuntar la patada.

Si al final lo que nos queda es el amor 
¿Cómo se enseña a amar a alguien que no tuvo de comer? 
Odio las penas con una salida oscura 
pero a veces solo quiero, poder patear esta locura. 

Me enferma y no creo más ni una mentira 
de la prensa que hoy todo, todo domina 
y siento arcadas de solo pensar 
en curas que chicos disfrutan tocar. 
Mi triste consuelo es pensar que algún día 
al Hijo de puta le duela la vida 
que al paso del tiempo nos sobre memoria 
y venga el momento en que cambie la historia. 
La Revolución está en las mentes.




sábado, 15 de junio de 2013

Entradas de la semana

Ando con poco tiempo para escribir algo decente, así que para mantener con vida al blog seguimos con las entradas de la semana (que tampoco salen todas las semanas). 
Como siempre, las entradas que figuran acá son una selección de todas las que aparecen en Estructura Desequilibrada 2.0, la página de facebook del blog donde regularmente se suben noticias, posts, trabajos, etc. relacionados con la economía política local y del resto del mundo. Con un "Me gusta" alcanza para comenzar a recibir toda la info.

Recuperar argentinos, la deuda para los años venideros (El blog de Abel) http://abelfer.wordpress.com/2013/06/03/recuperar-argentinos/

La orgía de la carroña, Gerardo Fernández http://tirandoalmedio.blogspot.com.ar/2013/06/la-orgia-de-la-carrona.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+blogspot%2FYUvUu+%28Tirando+al+Medio%29

Derribando mitos: "Chile es un pais serio, no como acá" http://artepolitica.com/articulos/no-es-como-aca/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3A+artepolitica+%28Artepolítica%29

Derribando más mitos: "Las exportaciones españolas están creciendo" http://rwer.wordpress.com/2013/06/06/meme-bashing-of-the-day-spanish-exports-are-not-increasing/

De lo mejor que leí sobre cómo funciona el Quantitative Easing http://coppolacomment.blogspot.co.uk/2013/05/theres-problem-with-transmission.html

El gigante sudamericano...puffffff http://www.eleconomista.com.ar/?p=5636

No era la libre movilidad de los trabajadores un requisito de las uniones monetarias? Al euro le queda poca vida http://www.clarin.com/mundo/Derogarian-transito-paises-Union-Europea_0_929307141.html

Contrapunto, Otro fantástico post de Cartoneros de San Telmo http://blogcartonero.blogspot.com/2013/05/contrapunto.html

Latinoamérica, dividida http://www.economist.com/news/americas/21578056-region-falling-behind-two-alternative-blocks-market-led-pacific-alliance-and

Kaldor on European Political Union: artículo de 1971 que parece escrito ayer! http://www.concertedaction.com/2012/11/06/nicholas-kaldor-on-european-political-union/