domingo, 25 de marzo de 2012

Entradas de la semana

Puesto Nº1 y Nº2 Yendo a menos
A falta de una, dos entradas muy buenas en esta semana: una sobre la reforma cambiaria y otra sobre el "corralito cambiario".
Puesto Nº3 Alberto Fernández (Segundas Lecturas)
Excelente análisis político de la actualidad.
Puesto Nº4 Did the Krugman insurgency failed? (Noahpinion)
Por suerte, en los principales blogs de economía de Estados Unidos continúa un debate muy interesante sobre el rol y la performance de los economistas antes y durante la crisis.
Puesto Nº5 Discurso y realidad (Exabruptos)
Interesante crítica a la reforma orgánica (eso sí, muy extensa).

sábado, 17 de marzo de 2012

Entradas de la semana

Puesto Nº1: Economics in the Crisis (Paul Krugman)
De lectura indispensable. Paul Krugman realiza una crítica demoledora sobre la crisis y la ineficacia de la ciencia económica (y los economistas) para predecirla y posteriormente desactivarla.

Puesto Nº2: Doctor, anoche soñé con dólares... (Economic Psycho)
Un análisis muy interesante de la corrida bancaria y el sistema de control que implementó el gobierno para contrarrestarla, a partir de lo que se conoce como "Behavioral Economics".

Puesto Nº3: Por la industria argentina (Juan José Llach)
Una nota crítica sobre el desarrollo de la industria local, en el que el autor plantea cuestiones muy interesantes sobre la evolución de la misma.

Puesto Nº4: Hablando de economía (Abel Fernández)
Este post en realidad fue escrito por el Capitán Yáñez (columnista invitado). Una impecable crítica a la economía neoclásica y su devenir histórico.

Puesto Nº5: Deconstruyendo "el modelo" (Lucas Llach)
Ahora es el turno del hijo. Ingenioso como siempre, Lucas, junto a otros colegas, enumera y rankea los elementos característicos del modelo económico del kirchnerismo.

p.d: como es la primera vez que arrancamos esta columna, hay entradas incluidas que son de la semana pasada.

miércoles, 14 de marzo de 2012

Deconstruyendo el Modelo

En su última entrada, Lucas deconstruye el modelo económico kirchnerista (algo que en su momento intentamos hacer acá). Junto con otros colegas, se pusieron de acuerdo en 5 elementos que definen al modelo, en orden decreciente de kirchnerismo (además utilizan colores para calificar a los mismos). Aprovecho para realizar el mismo ejercicio (aunque con algunas modificaciones), y explayarme un poco:

-          Estado
-          Desendeudamiento
-          Tipo de cambio alto aunque cueste inflación
-          Mantenimiento del superávit comercial
-          Regulaciones al comercio exterior
-          Subsidios a servicios públicos
-          Fortalecimiento de la seguridad estatal

El Estado
A mi criterio, el elemento central de este gobierno. En un contraste claro con el menemismo y la visión neoliberal en general, de la mano del kirchnerismo el Estado volvió a tener un rol protagónico como coordinador y regulador de la economía (lo cual es, según mi forma de ver las cosas, la única manera viable de lograr un crecimiento y desarrollo sustentable a través del tiempo).

Desendeudamiento
Al igual que el resto de los colegas, no hay dudas de que este elemento fue sumamente positivo para la gestión. Nos liberamos del condicionamiento del FMI y además le permitió al gobierno ganar grados de libertad para el despliegue de las políticas llevadas a cabo. Pero eso sí, a diferencia del resto de los colegas, en mi ranking está ahí arriba.

Tipo de cambio alto aunque cueste inflación
La elección de mantener un tipo de cambio alto fue acertada ya que permitió, no solo una rápida salida de la crisis sino que además fomentó el desarrollo de la industria y sus exportaciones. Sin embargo, esto vino de la mano con la inflación. El rojo acá se debe a las deficientes e inefectivas políticas cortoplacistas para intentar frenarla.

Mantenimiento del superávit comercial
Sobre esto ya hablamos bastante (acá y acá, por ejemplo). Y está muy relacionado con el ítem anterior y el siguiente. La decisión de mantener a toda costa el superávit comercial me parece acertada ya que funciona como fuente de financiamiento y como ancla de las expectativas de los ahorristas.

Regulaciones al comercio exterior
La política de regular al comercio exterior per se me parece correcta. Ya tuvimos experiencias dejándolo autoregularse y las consecuencias fueron nefastas. Los subsidios a las exportaciones, las retenciones y la restricción de importaciones son herramientas indispensables para el fomento de la industria y la redistribución de la riqueza. Con una salvedad, deben emplearse con criterio. Por ahora, parecería que la última medida para restringir las importaciones (cuyo objetivo principal es cuidar el superávit, no proteger a la industria) no va en este sentido: son bastantes las quejas por los atrasos que genera y ya hubo varios casos de empresas que tuvieron que parar la producción por falta de insumos.

Subsidios a servicios públicos
Este tema ya se desarrolló más extensamente acá y acá. Básicamente creo que la política de subsidios fue acertada en los primeros años (digamos hasta el 2005), pero luego debería haber virado a subsidiar directamente a la demanda (lo cual es más eficiente).

Fortalecimiento de la seguridad estatal
También acá creo que hay bastante consentimiento. El sistema de las AFJP eran una estafa y una bomba de tiempo. Con la estatización no solo se logró contrarrestar esto, además el Estado pasó a controlar una caja de ingresos importante para financiarse.

Como conclusión muy general, se podría decir que el gobierno hizo las cosas mejor a nivel macro que micro (tipo de cambio, desendeudamiento,  mantenimiento del superávit comercial vs. política anti-inflacionaria, control a las importaciones, política de subsidios). Lo paradójico, es que hoy en día las tensiones que se presentan en la economía (las cuales son macro), las quiere resolver utilizando instrumentos micro.

sábado, 3 de marzo de 2012

Diez claves para entender el nuevo régimen monetario

Les dejo una excelente nota que salió en el Cronista, clara y concisa, que habla sobre los cambios en el régimen monetario si se aprueba el proyecto de ley:

1) ¿Qué cambios se introducen en la ley de Convertibilidad?
Se derogan dos artículos de la ley de Convertibilidad y se modifica uno. Se elimina el artículo que estipula que las reservas del Banco Central deben respaldar el 100% de la base monetaria (al tipo de cambio vigente). Es decir, ya no deben respaldar totalmente el monto de billetes y monedas (pesos) emitidos por el organismo monetario. 
2) ¿Qué implicancias tiene esta modificación?
Varias. La principal es que se van a poder utilizar las reservas del Banco Central para pagar deuda del Gobierno. En la práctica implica que todas las reservas en adelante van a poder ser consideradas como reservas “de libre disponibilidad”. Esta era una modificación que se esperaba, dado que en el segundo semestre del año el Gobierno debe afrontar fuertes vencimientos de deuda, en particular para cancelar el pago del cupón PBI (en diciembre, u$s 2.500 millones) y el título público denominado Boden 2012 (en agosto, u$s 2.300 millones). Y dado el freno en el crecimiento de las reservas (producto de la fuga de capitales) y el aumento de la base monetaria (consecuencia de la emisión de circulante), las reservas de libre disponibilidad (o excedentes) hoy ya eran cero. 
3) ¿Habrá algún nivel mínimo de reservas?
El proyecto de ley que será enviado al Congreso consigna que el directorio del Central determinará un nivel de reservas mínimas que se consideran adecuado para asegurar la estabilidad de precios, monetaria y cambiario.
4) ¿Podrá utilizar el Gobierno las reservas para otros fines, por ejemplo adquirir acciones de YPF?
En principio, no. El proyecto de ley estipula que sólo se podrán utilizar para pagar deuda. Ergo, no podría utilizarse para otros fines, por ejemplo adquirir acciones de YPF. De todas formas, el hecho de que el Central pueda cubrir en adelante buena parte de los vencimientos de deuda del Tesoro nacional, implica que al Gobierno le podría quedar un ahorro significativo para aplicar a diversos fines. 
5) ¿Será posible usar las reservas para pagar al Club de París?
En línea con la respuesta anterior, en principio no habría impedimento para destinar, si así lo dispone el Gobierno, una parte de las reservas a cancelar parcial o totalmente los u$s 5.900 millones en default con el Club de París. 
6) ¿Estos cambios pueden tener efecto sobre la cotización del dólar?
Dependerá de las expectativas que genere el Gobierno y la instrumentación de la medida. La relación que regía entre las reservas y la base monetaria había quedado como un resabio de la convertibilidad, pero en cierta manera constituía un respaldo. Mientras el nivel de reservas sea adecuado y luzca razonable para sostener el circulante, no debería modificarse sustancialmente la cotización del peso frente al dólar (u otras monedas) hoy en $ 4,36 por dólar. Las reservas actualmente llegan a los u$s 46.700 millones mientras que la base monetaria (pesos emitidos) suma unos $ 205.500 millones (o u$s 47.000 millones). Esto refleja un tipo de cambio en torno a $ 4,40 por dólar (dividiendo la base monetaria por las reservas). En adelante la clave, en buena medida, pasará porque el mercado continúe con la percepción de que el nivel de reservas del Central le permite a este manipular el tipo de cambio con fluidez y estar protegido ante algún shock externo o interno que genera una mayor demanda divisas.
7) ¿Las modificaciones anunciadas prudente tener impacto sobre la cotización de los bonos?
Ayer el cupón PBI subió más de 4% y el Boden 1,5%. La primera lectura (acertada) del mercado es que el hecho de que el Gobierno pueda disponer de un abultado monto de reservas del Central para abonar los vencimientos de deuda asegura el cobro de estos papeles. Ergo, si el riesgo cae su precio aumenta. Pero bajo una óptica de mediano y largo plazo, habrá que monitorear que el uso de las reservas sea prudente. Dado que se trata básicamente de un stock, no un flujo. En consecuencia, lo que se utiliza este año de reservas para pagar deuda, no necesariamente va a estar disponible el próximo año. Dependerá del desarrollo del mercado cambiario. 
8) ¿El Banco Central seguirá teniendo como objetivo defender el valor de la moneda?
Sí. Pero además se le agregan otros objetivos. Se pasa del objetivo único de preservar el valor de la moneda a un triple mandato, donde se incorporan la estabilidad financiera (objetivo que muchos países han incorporado explícitamente luego de los nocivos efectos de la crisis financiera) y el desarrollo económico con equidad social, que también está incluido en la normativa de numerosos países tales como EE.UU., Inglaterra y Canadá. 
9) ¿Influyó la crisis europea en esta nueva normativa?
En parte. El ejemplo a evitar para muchos países es el Banco Central Europeo, una entidad tildada de excesivamente ortodoxa (heredera del BundesBank alemán) demasiado preocupada por la inflación, que inclusive llegó a subir la tasa de interés en Europa cuando este continente estaba al borde de la recesión. 
10) ¿Las modificaciones tendrán algún efecto sobre el crédito bancario?
En adelante, el Banco Central tendrá una injerencia directa y significativa sobre el crédito a proyectos productivos que otorguen los bancos comerciales. El proyecto faculta al Central a regular y a orientar el crédito productivo de largo plazo. El Central podrá otorgar adelantos a los bancos para que estos a su vez otorguen préstamos de largo plazo para la inversión. Y podrá regular las condiciones de ese crédito. Es decir, plazos, montos, tasas de interés, comisiones y recargos.